EL ULTIMO TANGO QUE CANTO GARDEL

El último tango que cantó Gardel

l coleccionista santafesino Edmundo G. Armando nos facilitó un dato curioso, al menos para nosotros, que se agrega a todo el anecdotario o testimonios que abonan la enorme historia del notable cantor, datos que van más allá de su indiscutida calidad vocal.

Esto se originó a partir de una noticia que fue transmitida a El Diario de Montevideo por su corresponsal en Brasil, el periodista oriental que firmaba Tampico. Presenciando una actuación de Hugo Del Carril en la sala Roxy de San Pablo, una espectadora consultó al periodista sobre cual había sido el último tango cantado por Gardel, en Colombia. El cronista no lo sabía. Acompañando en el auto a Hugo luego del espectáculo, le trasladó la pregunta a este y el cantor tampoco supo responderle.

Tiempo después, Tampico leyó en el Correio da Manhã, de Río de Janeiro, impensadamente, la transcripción de una crónica de un periódico colombiano que originó su comentario, en enero de 1941, para El Diario.

Esta fue la crónica: «En la noche del 23 de junio de 1935 el speaker de la emisora colombiana La Voz de la Víctor anunció una audición especial dedicada a toda la República con la intervención de Carlos Gardel, patrocinada por la Sacocompañía de aviones, en uno de los cuales viajó el célebre cantor. Comenzó esta audición a las 23 y 15 con la canción criolla “Sin nom”, que Gardel cantó. Después que estruendosos aplausos premiaron su interpretación, el inolvidable artista tuvo frases de pesar por tener que dejar Bogotá, frases éstas que emocionaron a los oyentes. Luego le oímos en “Cuesta abajo”, acompañado por sus guitarristas Aguilar, Riverol y Barbieri. Después, “Tengo miedo de tus ojos”, que siguió a un solo de guitarra por José Aguilar. Siguió luego la hermosa canción “El carretero». En la segunda parte de su programa interpretó “Catamarca”, luego “Melodía de arrabal”, después “Agarrala si podés” y sus guitarristas cerraron con la interpretación de “Tentación”. A pedido, Gardel canta “Silencio” y luego de este tango pronuncia para el público estas siguientes palabras:

“Antes de cantar mi última canción quiero decirles que he sentido grandes emociones en Colombia. Gracias por tanta amabilidad. Encuentro en la sonrisa de los niños, las miradas de las mujeres y la bondad de los colombianos un cariñoso afecto para mí. La emoción no me deja hablar. Gracias y hasta siempre”».

Y luego, el último tango y, por lo tanto, la respuesta a la pregunta que motiva esta crónica: “Tomo y obligo”.

Agregaba la crónica colombiana que la audición terminó a las 00:30 horas. Pocas horas después, otra emisora, La Voz de Antioquía, anunciaba la muerte de Gardel.

1 Comentario

  1. Pedro Lara

    Aquella anécdota recogida del Correio da Manhã viene originalmente de la «Revista da Semana» fechada el 14 de agosto de 1937, dos años después de la tragedia, en una página justamente titulada «O ultimo tango» y escrito por Albertus de Carvalho, la anécdota vengo a teorizar que Carvalho la extrajo en parte del libro de Nicolás Diaz que titula «Los últimos 10 días de Carlos Gardel» publicado en noviembre de 1935.

    Esto último lo deduje ya que pude leer un extracto del libro de Diaz cuando menciona que la primera interpretación fue «Sin nom» y descubrí que aquella canción con ese nombre no existe, de seguro Nicolás colocó abreviado «sin nombre» porque no conocía el titulo del tango que interpretó Gardel pero dejó una pista con una frase de la misma «y en el fondo oscuro de mi rancho viejo» con la que se desvela que se refería al tango «Insomnio», el «sin nom» también se coló en la nota del cronista brasileño, por eso pienso que él leyó el libro de Diaz para hacer la nota del articulo para la revista «Revista da Semana» aunque no le da el crédito correspondiente a Nicolás Diaz.

    Lo demás escrito me parece bien, pero me intriga algunas canciones que supuestamente cantó Gardel como el caso de “Catamarca” “Agarrala si podés” y «Tentación» pues no hay registro de partituras ni de que Gardel interpretara dichos temas anteriormente, tampoco aparece en un articulo escrito por Gabriel Camargo Pérez que fue un gran historiador colombiano y que estuvo en aquella última presentación de Gardel en la Voz de la Víctor.

    Camargo escribió un extenso articulo el día 26 de junio de 1935 en el periódico «El Tiempo», donde él escribia habitualmente relatos históricos de su ciudad natal Sogamoso (Boyacá), aquel día hizo una excepción y relató su crónica sobre aquella última presentación del Zorzal Criollo donde expuso muchos detalles desconocidos para mi y que solo podía saber una persona que presenciara dicho evento, ningún momento menciona aquellas canciones aunque si agrega las aguas del magdalena que es el bambuco «Rumores» en el repertorio de Gardel y luego de esto es que canta Tomo y Obligo, mencionando posteriormente unos detalles de la accidentada salida de Gardel por la Plaza Bolívar.

    Lo que si me parece interesante del relato brasileño es la hora pues coincide el cambio de horario de Colombia – Brasil. Mientras en Colombia empezaba el programa especial a las 21:15 pm en Brasil eran las 23:15 pm y tal parece que la audición acabó 1h y 15 minutos después. Cabe mencionar que los domingos la programación de la radio en Colombia en aquella época terminaba justo a las 9 de la noche (21:00 pm), como era un programa especial de la emisora La Voz de la Víctor usaron justo esa hora en la que acababa su programación habitual para realizar dicha audición.

    En aquel programa de despedida de Gardel hubo un locutor que nunca se menciona excepto por una entrevista que le hicieron a Antonio Henao Gaviria en los 80’s (quien fuera aquel que relatara por medio de vía telefónica a la emisora La voz de Antioquia los terribles sucesos del accidente en el aeropuerto de Las Playas), el menciona a Gutierrez Riaño como el locutor que presenta el programa y entrevista brevemente a Gardel donde ocurrió la particularidad de que el publico también preguntaba a Carlos cosas sobre sus actuaciones en las peliculas y vida personal.

    Camargo menciona en su articulo algo que era costumbre de Gardel que fue dejar que los guitarristas interpretaran una canción instrumental, lamentablemente jamas sabremos que interpretaron aquellos guitarristas como preámbulo a la interpretación de Gardel, solo que fue un «sentido Vals», mas tarde en aquella audición dejó que José María Aguilar interpretara un solo de guitarra.

    Una lastima que no exista una crónica mas detallada de cada cosa que ocurrió aquella noche en la extinta Voz de la Victor, sin embargo en estos años en que hice investigaciones sobre este hecho debo agradecer mucho a Gabriel Perez Camargo por haber escrito aquella crónica siendo que no era su área particular haber hecho un reportaje de ese estilo ya que todo lo que escribía era sobre temas históricos, pero su reportaje fue sin dudas un perfecto relato sobre lo que ocurrió en aquella última presentación de Gardel.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.